Si la paciencia es virtud, es indiscutible que los miembros del Festival estamos rodeados de virtuosos en la sombra. Nuestros allegados soportan un peso difícil de calibrar por su volumen y sin el cual sería imposible llevar a cabo la locura en la que nos embarcamos anualmente. Más que un agradecimiento es este un sentido homenaje porque, es evidente, que sin su ayuda y comprensión este Festival sería irrealizable.

Hacemos extensivo este agradecimiento a todos los sponsors y entidades colaboradoras en general que han hecho posible este ambicioso proyecto, y por supuesto también a nuestro público sin el cual nada sería posible.

Muchas gracias.

Agradecimientos 2016