Los orígenes del terror con George Melies

Hoy en día la cartelera de los cines se llena de producciones de terror y en todo el mundo se rinde homenaje al género con grandes Festivales dedicados exclusivamente al mismo.
Como Festival de referencia en el mundo del terror nos vemos obligados a mirar al pasado y honrar a todos aquellos que han hecho que este género en constante evolución, tenga hoy un peso capital en la industria cinematográfica.

Hoy viajamos al inicio de todo para presentaros Le Manoir du Diable (La Mansión del Diablo), cortometraje de George Méliès considerado como la primera película de terror de la historia del cine. Realizada en 1896, la película de apenas tres minutos de duración presenta a dos caballeros que llegan a un castillo para enfrentarse al malvado Mefistófeles (el mismísimo Satanás para los neófitos en el género).

George Méliès

Viendo hoy Le Manoir du Diable puede que nos produzca más de una carcajada, nada más lejos de la intención del genio Méliès, hay que contextualizar la película en el momento de su estreno y tener claro que los efectos especiales que podemos ver fueron una verdadera revolución en 1896, año de su producción.

Dichos efectos especiales, así como los objetos y presonas que aparecen y desaparecen en la pantalla, fueron fruto de una bendita casualidad. En otoño del mismo año mientras Méliès rodaba una escena en plena calle, su cámara se atascó y dejó de rodar durante unos segundos. Cuando revisó la filmación, el director quedó sorprendido del increíble efecto que producía ver a personas y objetos que aparecían de golpe en escena, siendo consciente entonces de la capacidad que tenía el cine para manipular el espacio y el tiempo.

Disfrutad de esta pequeña joya mientras preparamos una segunda entrega para que conozcáis los orígenes del género que amamos y recordad que para entender el presente hay que conocer el pasado.

Los orígenes del terror con George Melies