Presentamos el ciclo de clásicos de la 37 edición del Festival de Cine de Terror de Molins de Rei 2018 que proyectaremos durante el Festival, del 9 al 18 de noviembre, en la Sala Gótica de Molins de Rei.

Probando el miedo

Seguramente de forma inconsciente, ya desde sus inicios como 16 Hores, la intención de los organizadores de este festival siempre ha sido la de dignificar el género de terror. No se entiende si no que un grupo de cinéfilos, integrantes casi todos ellos del Cine Club local, se decantaran por dicho género en aquel lejano 1973. Si, es cierto, eligieron el terror porque consideraron que era el más factible y soportable ante una maratón, pero tal cosa también pone de manifiesto que, para los auténticos aficionados al cine, el de terror es tan valido como cualquier otro. Y en eso estamos, quizás la intención es mucho más clara y directa que entonces pero es la misma: poner el cine de terror en el lugar que le corresponde.

No entendemos el empeño en menospreciarlo de una gran mayoría, el terror es intrínseco al cine ya desde sus inicios. Dice la leyenda que desde aquellas primeras proyecciones en que los Lumiere provocaron, supuestamente, que el público huyera despavorido ante la visión de un tren abalanzándose sobre él. Sea cierto o no, lo que es incuestionable es que introdujeron el suspense en el lenguaje cinematográfico.

El cine de terror es el que ofrece un abanico más amplio de subgéneros, muchos de ellos considerados géneros en sí mismos, y, además, permite perfecta simbiosis con todos los géneros restantes, desde el thriller, la comedia o el drama a la ciencia ficción. Por ello, muchos directores que, como si harían Carpenter, Craven, Franco o Argento, no han dedicado la práctica totalidad de su carrera al horror, se han dejado atrapar esporádicamente por las posibilidades que ofrece el género que nos ocupa.

Hitchcock, Polanski, Attenborough, Frankenheimer, Clayton, Russell, Reiner, Medak, Lynch, Lumet, Spilberg, Mulligan, Fukasaku, Fellini, Powell, Hellman, Shindô, LeRoy, Laughton, Clouzot, Kobayashi, Eastwood, Kubrick, Roeg, Stone, Bigelow, Friedkin, Demme, Fincher y un más que considerable etc, lo han hecho con resultados interesantes, geniales o fallidos para deleite o escarnio de todo cinéfilo que se precie. De lo que no hay duda es de que, la mayoría de ellos lo tomaron como un reto ya que el terror los alejaba considerablemente de su zona de confort.

Y no, no hemos olvidado a Wise, Coppola, Fleischer, Tourneur, y Altman, ellos son los protagonistas de este pequeño ciclo dedicado a grandes directores con puntuales incursiones en el cine de terror.

The Body Snatcher

El ladrón de cadáveres – Robert Wise (1945) Terror, Thriller
El muy versátil Robert Wise nos legó obras como Nadie puede vencerme (The set-up, 1949), Ultimátum a la Tierra (The Day the Earth Stood Still, 1951), Marcado por el odio (Somebody Up There Likes Me, 1956), ¡Quiero vivir! (I Want to Live!, 1958), West Side Story (id. 1961), Sonrisas y lágrimas (The Sound of Music, 1965) o Star Trek, la película (Star Trek: The Motion Picture, 1979) entre muchas otras. De entre sus cuarenta películas como director solo en tres se aventuró en el género de terror: La mansión encantada (The haunting, 1963) con un triste remake realizado por Jan de Vont en 1999, Las dos vidas de Audrey Rose (Audrey Rose, 1977) y la joya que nos ocupa, una maravilla basada en un relato corto de Robert Louis Stevenson con dos monstruos, nunca mejor dicho, del cine de terror, Boris Karloff como protagonista y Bela Lugosi en el reparto.

See No Evil

Terror ciego – Richard Fleischer (1971) Terror, Thriller
Todo terreno con algunos clásicos en su haber tales como Los vikingos (The Vikings, 1958), Viaje Alucinante (Fantastic Voyage,1966) o Cuando el destino nos alcance (Soylent Green, 1973) entre otras, Fleischer también abordó en varias ocasiones casos sobre crímenes y criminales reales pero siempre desde el thriller o el drama con muy sutiles aproximaciones al género como en El estrangulador de Boston (The Boston Strangler, 1968) y El estrangulador de Rillington Place (10 Rillington Place,1971) . Es la cinta que veremos su única incursión en el cine de terror, se trata de una angustiosa película con psicópata con una magnífica y austera puesta en escena, una estupenda Mia Farrow y música de Elmer Bernstein.

Night of the Demon

La noche del demonio – Jacques Tourneur (1957) Terror, Fantástico, Intriga.
Jacques Tourneur aplicó gran parte de su arte al noir y también a las aventures y al western pero entre 1942 y 1943 realizó tres obras maestras del cine de terror: La mujer pantera (Cat People, 1942), Yo anduve con un zombie (I Walked with a Zombie, 1943) y El hombre leopardo (The Leopard Man, 1943) las tres realizadas para la RKO de la mano del productor Val Lewton. No volvió al género hasta el 57, en que dirigió esta maravilla de cine sobre sectas demoníacas y brujería. Solo una vez más acarició el género con una comedia impagable tal como La comedia de los terrores (The Comedy of Terrors) en 1963. Por cierto, si alguien encuentra ciertas semejanzas con Arrástrame al infierno (Drag Me to Hell, Sam Raimi, 2009) no andará errado. Raimi concibió su película como un remake de La noche del demonio pero ante la imposibilidad de conseguir los derechos hizo los cambios pertinentes para que no se le acusara de plagio y la tiró adelante con notables resultados.

Dementia 13

Dementia 13 – Francis Ford Coppola (1963) Terror, Thriller
Se trata de la segunda película de Coppola como director en solitario tras la irrelevante comedia The Bellboy and the Playgirls de 1962 y si no tenemos en cuenta dos co-direcciones perfectamente obviables, creemos que merece la pena recuperarla. Auspiciado por la factoría Corman (para la que ya había trabajado como montador, técnico de sonido y lo que hiciera falta) realizó una película de terror al uso en la que, sin embargo, ya se intuyen algunos de los rasgos característicos del maestro, que tardo diez años y tres largometrajes más para que, con El Padrino (The Godfather, 1972), pasara a formar parte del Olimpo de los grandes directores. Richard LeMay realizó un remake en 2017 del que mejor no hablar.

Images

Images – Robert Altman (1972) Terror, Intriga, Drama
Robert Altman dedicó los primeros diez años de su meritoria carrera a la televisión. En 1967 realizó su primer largo, Cuenta atrás (Countdown), y en 1970 saboreó el exito con M.A.S.H. Entre su extensa filmografia es imposible obviar dos de sus más destacadas obras El juego de Hollywood (The Player,1992) Y Vidas Cruzadas (Short Cuts, 1993). Como Fleischer, se aproximó una sola vez al genero con un más que aceptable resultado que se tradujo en varios premios que incluyen un Globo de Oro. Images es terror psicológico de primer orden y una obra tan extraña dentro de la filmografía de Mr. Altman, sin olvidar El volar es para los pájaros (Brewster McCloud, 1970), como lo es la banda sonora de John Williams. Destacar que el guión del propio Altman está basado en In Search of Unicorns, novela escrita por la actriz principal Sussanah York que se edito un año después del estreno de la película.

Ciclo de clásicos en la Sala Gotica

Ciclo de clásicos en la Sala Gótica

Molins 2018 |