Presentamos el ciclo de rarezas de la 38 edición del Festival de Cine de Terror de Molins de Rei 2019 que proyectaremos durante el Festival, del 8 al 17 de noviembre, en la Sala Gótica de Molins de Rei de forma completamente gratuita.

Las cinco películas seleccionadas para este segundo mini ciclo de La Gótica son poco conocidas para el público en general, películas olvidadas que el tiempo convierte en rarezas y que no dudamos en ofreceros en nuestro enfermizo afán por recuperar y mostrar todo aquello que el feroz mainstream se empeña, desde su convencional apoltronamiento, en mantener oculto, al alcance tan solo de unos pocos inquietos seres que el manipulado gusto mayoritario tiende a llamar frikis con jocoso desprecio, no dudamos en ofreceros.

Rizando el rizo, estas rarezas lo son por partida doble. En todas ellas alguno de los protagonistas está fuera de la normalidad establecida, son extravagantes, excéntricos y, de nuevo, la mayoría se encarga de convertirlos en raros y anormales. Se podría decir que estos personajes son como sus películas, apartados de los cauces habituales, relegados a la marginalidad, aunque, todo hay que decirlo, algunos se lo ganan a pulso.

Ciclo rarezas en la Sala Gòtica

Cinco películas de bajo presupuesto que demuestran, una vez más, que no es el dinero lo que hace mejor o peor una obra, tampoco es lo que le resta credibilidad ni lo que la hace más o menos disfrutable. Remitámonos a los dos films, de entre los cinco, que tienen remake; más modernas, mejores efectos, más dinero, pero con resultados más que cuestionables que no pueden más que hacernos pensar en qué serian otros los números de muchos films, a su paso por taquilla, si no fuera por el exceso de medios e inútil pirotecnia.

 
 

Jaula sin techo (1973)

(The baby, Ted Post, 1973)

Una bizarrada grotesca y extraña pero a su vez increíblemente original e ingeniosa, que descoloca desde el principio hasta el sorprendente final, que mantiene un efectivo ritmo in cescendo, que incomoda aún hoy en día y a la que es imposible atribuirle género.

 
 
 

El hombre de mimbre (1973)

(The Wicker Man, Robin Hardy, 1973)

Una angustiante, turbia y malsana trama en la que se enfrentan el paganismo, representado por un magnifico Christopher Lee en el papel de Lord Summerisle, y el cristianismo, personificado por un también sobresaliente Edward Woodward como el mojigato Sargento Howie.

 
 
 

Martin (1978)

(George A. Romero, 1978)

Martin es un experimento atípico dentro de la filmografía de Romero y hará las delicias de todo aficionado al riesgo, así como a los que anteponen la sugestión de las imágenes a la acción.

 
 
 

La revolución de las ratas (1971)

(Willard, Daniel Mann, 1971)

Aunque a ritmo pausado la historia fluye sin resquicios manteniendo el suspense de principio a fin haciendo hincapié en el cambio psicológico que se produce en el inadaptado Willard.

 
 
 

Dementia (1955)

(John Parker, 1955)

Tan fascinante e hipnótica como turbadora sus imágenes evocan tanto al cine negro de bajo presupuesto de Edgar G. Ulmer como al expresionismo alemán y al surrealismo de Buñuel y Dalí (muy adecuado en la presente edición del festival).

 
 
 
 
Por cuestiones varias ajenas a nuestra voluntad, títulos tan interesantes y que cumplían con creces los requisitos para aparecer en este ciclo como Angst (La Angustia del Miedo, Gerald Kargl 1983) y A Meia Noite Levarei Sua Alma (A medianoche me llevaré tu alma, José Mojica Marins 1964) han quedado fuera. Otra vez será.

Ciclo rarezas en la Sala Gòtica

Molins 2019 |